PREMIUM | Clubhouse, la exclusiva red social para compartir audios que usa Elon Musk

El exclusivo servicio, sólo disponible por invitación y para usuarios que tengan un iPhone, ofrece un espacio donde escuchar y compartir contenidos por voz, como si fuera una sala de conferencias virtual.

Disponible solo por invitación y para usuarios de teléfonos iPhone, Clubhouse es una red social que se rodeó de un halo de exclusividad para atraer la atención del sector tecnológico. Con una premisa simple que busca aprovechar el avance de los podcasts, esta nueva plataforma busca conectar sin fotos ni videos: sus miembros se conectan con fragmentos de audio.

Fundada por Paul Davison y Rohan Seth en marzo de 2020, Clubhouse es una red social que acaba de ganar relevancia pública tras la participación de Elon Musk en una de sus salas, donde respondió preguntas relacionadas a los viajes espaciales de SpaceX, bitcoin e inteligencia artificial, entre otros temas. De forma previa, el verborrágico fundador de Tesla, muy activo en las redes sociales, había anunciado su retiro momentáneo. “Fuera de Twitter por un tiempo”, anunció el empresario desde su perfil oficial.

Con más de dos millones de usuarios, Clubhouse busca posicionarse como una herramienta alternativa que facilite la creación y difusión de contenidos de audio más allá de los podcasts. Por el momento, la red social busca crecer de forma paulatina, y por este motivo el acceso está limitado, ya que solo se puede acceder por una invitación y desde un iPhone, aunque sus creadores prometen que pronto estará disponible de forma pública.

Como ocurrió con la charla de Elon Musk, los usuarios de Clubhouse pueden crear un canal de difusión que puede convocar hasta 5000 asistentes. Los contenidos de audio son efímeros, ya que no se almacenan ni se transcriben.

Su funcionamiento se asemeja a una sala de conferencia, que puede estar abierta a todo el público o restringida a determinados usuarios, entre dos o más personas. La dinámica de Clubhouse, a su vez, permite que la conversación esté disponible para todos los participantes de la sala, o solo para el disertante.

El uso del formato de audio para creación y difusión de contenidos tiene su antecedente más reciente en Twitter, que hace poco lanzó Spaces, una función que permite que los usuarios establezcan una comunicación de forma exclusiva por voz.