NOVEDOSO | 500 nuevos cajeros con tecnología biométrica llegan a la Argentina

Se trata de la Red ATM, que desembarca de la mano de la empresa Octagon. Los nuevos equipos, que estarán en CABA, AMBA, la Costa Atlántica, Mendoza y Córdoba, incluyen tecnología de último nivel como la biometría.

En la Argentina existen unos 12.000 cajeros automáticos (y 3.000 terminales de autoconsulta) cuando, como mínimo, se necesitarán unos 30.000 para satisfacer las necesidades de la población.

Es para aprovechar la oportunidad que en pocos días comenzarán a operar en el país los primeros 70 cajeros no bancarios de la firma Octagon. Estarán ubicados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, algunas localidades de la provincia de Buenos Aires , Mendoza y Córdoba. «Lo teníamos programado para tiempo antes pero la pandemia complicó los procesos de aprobaciones con las marcas», cuenta Diego Rivero, presidente de Octagon Argentina. En total, planean instalar 500 cajeros durante este mes y los primeros seis meses de 2021.

En una primera instancia, los cajeros serán cash dispenser y luego pasarán a los más complejos, los recicladores. La diferencia entre ambos es sencilla: mientras que los primeros sólo permiten retirar dinero y la carga de efectivo se realiza de manera manual; en los segundos permiten además recibir depósitos y la carga del cajero se realiza mediante operaciones de depósito, lo que le otorga trazabilidad al sistema. Todos estarán bajo la marca Red ATM.

Mientras que los cash dispensers estarán ubicados en estaciones de servicios, farmacias y algún supermercado por fuera de las grandes cadenas minoristas, desde Octagon señalan que la segunda etapa, con cajeros recicladores, incluirá a los grandes establecimientos del país, con quienes ya están en conversaciones.

Todos los cajeros de la Red ATM permitirán la extracción y consulta de saldo de tarjetas de débito y crédito Visa y MasterCard Internacional, el retiro de dinero sin tarjeta, las transferencias con o sin cuenta bancaria y los pagos con débito en cuenta y liquidación de préstamos otorgados por entidades de financieras. Además, ya de cara a sus inversores y los comercios que los alojen, podrán incorporar soluciones de publicidad, venta de cupones de descuentos, los programas de lealtad, botón de pago e-commerce, la venta de tickets para eventos y la venta de seguros.

Respecto a las comisiones que cobrará a los usuarios, así que quien utilice estos cajeros tendrá que pagarlas en cualquier operación que realice en línea con las compensaciones interbancarias habituales. El cajero incluirá un cartel, antes de realizar cualquier transacción con cargo, indicando precisamente este hecho.

Si bien los primeros anuncios de los cajeros de Octagon se hicieron en 2017 con miras en llegar al mercado en 2018, el camino para conseguir los permisos de las marcas se alargó y la pandemia lo complicó más. Hace un año la empresa cambio de dueños y Rivero quedó como presidente, con Begoña Pérez de Solay en el papel de gerente general.

La gran mayoría de cajeros se darán en comodato a los distintos comercios donde estarán ubicados con distintos beneficios comerciales y económicos. También existe la posibilidad de que la titularidad del cajero sea del comercio o de un inversor que quiera entrar en el negocio.

En este último caso, la inversión ronda los US$ 10.000 para los cash dispenser y US$ 20.000 para los recicladores. Un cajero bancario procesa entre 9.000 y 20.000 operaciones por mes, con 2.500 operaciones al año; esto quiere decir -según Pérez de Solay- que la inversión se repaga en un año y medio; el equipo tiene una vida útil de 10 años y las reparaciones estarán a cargo de Octagon. 

Según Rivero, la tecnología de los cajeros de Red ATM es distinta a la de gran parte de cajeros que existe en la Argentina. Son equipos con una importante funcionalidad de servicios, que vienen con Windows 10 y tienen acceso a un escaner de huella dactilar, en el caso tanto de los dispensadores como de los recicladores.

En el caso de la biometría, Octagon tiene un acuerdo con la argentina Ex-Clé, empresa experta en la cuestión, que provee la tecnología de Neurotechnology, de origen lituano, de quienes son representantes para América latina.

«Si bien el motor biométrico incluye varias tecnologías biométricas, como huellas dactilar, iris, rostro y voz, para el proyecto de los cajeros se utilizará huella dactilar. Los cajeros incorporan un escaner biometrico para capturar las huellas, realizar la extracción de características y, finalmente, realizar la comparación biométrica de las huellas de los usuarios», cuenta Daniel Widmer, gerente de Proyecto de Ex-Clé.

Los equipos son fabricados por GRG Banking, uno de los proveedores de cajeros más importantes del mundo y que en la Argentina está presente a través de los bancos cuyas casas matrices están en el sudoeste asiático.

Una novedad que incluye este lanzamiento, y que no estaba en el proyecto original de hace unos años, es la billetera móvil que estará disponible dentro de poco tiempo para usar junto con los cajeros.

Las pruebas píloto comenzarán en enero en comunicades «encapsuladas» y buscan mejorar la transaccionalidad de la billetera y potenciar la integración con el cajero automático.

Está especialmente dirigida a aquellas personas que no están bancarizadas y que usan los cajeros para realizar pagos diversos, como préstamos y servicios. Los usuarios sin cuenta bancaria puedan retirar y enviar dinero en RedATM.