Los autos con tecnología eléctrica llegaron a Maserati

Maserati, la firma de vehículos de lujo del grupo Fiat-Chrysler, tiene claro que quiere apostar por la electrificación. Tal y como ha expuesto Davide Grasso, director ejecutivo de Maserati, todos los vehículos que componen su flota serán electrificados en los próximos cinco años. Eso incluye el lanzamiento de coches completamente eléctricos y modelos híbridos.

De acuerdo con el directivo, el próximo SUV de la firma, el Grecale, que se lanzará el año que viene, se ofrecerá tanto en versión de combustión como en versión híbrida. Además, se espera que se lance una versión completamente eléctrica en un momento posterior. Finalmente, Grasso ha asegurado que «los nuevos modelos de GranTurismo y Gran Cabrio serán también electrificados».

No es ningún secreto que Maserati aspira a ser la punta de lanza de la electrificación de FCA. Ya en 2017 Sergio Marchionne, CEO del grupo, dijo que todos los vehículos de Maserati serían híbridos a partir de 2019. Este movimiento es parte de un esfuerzo para que más de la mitad de la flota de FCA tengan algún tipo de electrificación para 2022. No es un esfuerzo menor, como prueban los 9.000 millones de euros que el grupo va a destinar para electrificar la flota de todas las marcas.

En 2018 el grupo FCA anunció sus planes de electrificación y ya por aquellos entonces se contemplaban varios vehículos de la marca Maserati, la mayoría de ellos híbridos enchufables. Se habló de varios lanzamientos de cara a 2022 de los cuales ocho serían PHEVs y cuatro serían BEVs, pero tocará esperar para ver cómo se materializan estos planes.

Poco a poco, las firmas de lujo han ido avanzando en la electrificación de su flota. Un ejemplo es Porsche, que ya tiene su Taycan, aunque también han surgido marcas como Polestar (de Volvo), Lucid Motors y la por todos conocida Tesla, que ya tiene un buen bagaje en el terreno eléctrico. En el lado opuesto tenemos a Ferrari, que todavía se muestra escéptica al respecto de los vehículos eléctricos y ya ha confirmado que el primer Ferrari eléctrico se retrasará hasta mínimo 2025.