INNOVADOR | Descubrí estos avances tecnológicos de 2021

Este insólito 2020 está llegando a su fin y, con él, recordamos cómo la tecnología se ha adaptado y acelerado desde que se originó la pandemia y, sobre todo en el ámbito laboral, ha conseguido que podamos seguir conectados y en contacto con todos desde cualquier lugar.

A continuación, mostramos algunas tendencias tecnológicas que darán que hablar en el próximo año 2021.

Desarrollo del 5G

Durante el 2020 hemos visto cómo empezaba a ponerse en marcha el 5G a través de medios masivos de comunicación pero no su despliegue. Esta tecnología deberá mejorar el acceso y la conectividad en zonas rurales y remotas que actualmente carecen de servicio. La mejora de esta conectividad servirá para que las empresas sigan digitalizando sus procesos, operaciones y manera de trabajar, impulsadas por la repentina digitalización a causa del COVID-19.

IA con transparencia

La inteligencia artificial (IA) se ve constantemente comprometida en cuanto a la opacidad de sus algoritmos, que generan dudas éticas y de transparencia hacia el consumidor. El año que viene varios sistemas de decisión mediante IA centrados en el consumidor incorporarán disposiciones que expliquen sus decisiones.

Un área muy importante donde se aplicará en el próximo año es la gobernanza de datos para el rastreo de contactos frente al coronavirus, perfiles digitales personales y preguntas de privacidad.

Aceleración del pago digital

Pagar con el celular ya se estaba convirtiendo en una opción al alza en 2020, siendo cómoda y sencilla para el cliente (de nuevo, el COVID-19 acelera la tendencia). Se espera que la tecnología tap to phone tenga un gran impulso durante el próximo año, del que se beneficiarán las pequeñas empresas aceptando pagos contactless.

El 1 de enero de 2021 entrará en vigor la Directiva Europea de Servicios de Pago, que exigirá al usuario su verificación mediante al menos dos factores de autenticación: algo que conozca (contraseña o pin), algo que posea (el móvil, por ejemplo) y algo inherente a la persona (reconocimiento facial o huella digital).

El internet del comportamiento

Si ya conocíamos el internet de las cosas (IoT), ahora se nos presenta el internet del comportamiento (IoB: internet of behaviour, por sus siglas en inglés). A partir de recolectar y usar datos para dirigir conductas. Entre estos datos figuran: datos de ciudadanos procesados por agencias gubernamentales y del sector público; redes sociales; información comercial de clientes; seguimiento de ubicación, etc.

Teniendo en cuenta lo subrayado antes sobre la ética y transparencia, este nuevo sistema deberá acogerse a las leyes de privacidad existentes en cada país.

Y vos, ¿qué más novedades vaticinas? Estos son solo algunos de los avances que seguro que darán que hablar en este nuevo año que empieza en breve.