APPS | Tecnología responsable: las mejores aplicaciones para cuidar del medio ambiente

El cuidado del medio ambiente se ha convertido en una de las preocupaciones más extendidas en la actualidad. El ser humano lleva años utilizando los recursos naturales que nos brinda la naturaleza y, por contra, proyectando sobre ella las consecuencias, tanto positivas como negativas, de su actividad y su progreso en diferentes ámbitos.

Uno de los sectores que ha experimentado un mayor desarrollo en las últimas décadas ha sido el tecnológico. Cada día se producen miles de dispositivos como electrodomésticos, televisores, ordenadores, tabletas… y, sobre todo, teléfonos móviles, con los efectos negativos que ello conlleva. Lo que muchos no tenemos en cuenta es que la tecnología, bien utilizada, también puede servir para ayudar al cuidado del medio ambiente.

Nuestro teléfono móvil, por ejemplo, puede ser una gran herramienta a la hora de adquirir unos buenos hábitos, a la vez que beneficiosos para el medio ambiente, a través de diferentes apps que te permitirán, entre otras acciones, ahorrar agua o energía, reciclar, hacer compras más sostenibles, conocer la calidad del aire…

A continuación, enumeramos algunas de las aplicaciones móviles más útiles para ayudarnos en esta tarea.

Guía Reciclaje

Es una de las aplicaciones en español más importantes en lo que se refiere a reciclaje. Creada por Ecoembes (una de las organizaciones nacionales más importantes en lo que respecta al cuidado del medio ambiente a través del reciclaje), enseña al usuario a separar correctamente los residuos orgánicos del papel y el cartón, el plástico y los envases, el vidrio, el metal… y depositar todos ellos en el contenedor adecuado.

La app cuenta además con un buscador en el que el usuario puede buscar todo tipo de productos y saber, al instante, en qué contenedor debe depositarlos.

Esta aplicación está disponible tanto para Android como para iOS.

Mirubee

Lanzada recientemente por una start up española, Mirubee permite, mediante un medidor que se sitúa en el cuadro eléctrico de nuestro hogar y que se conecta a la red WiFi, analizar el consumo eléctrico de cada uno de los aparatos que tenemos en casa. Esta app es perfecta para llevar un control detallado del consumo eléctrico doméstico.

Además, puedes configurar distintas alertas y notificaciones para ayudarte a evitar picos de consumo y también recibir indicaciones personalizadas con las que aumentar la eficiencia energética y reducir las emisiones contaminantes.

El único inconveniente de Mirubee es que el medidor necesario para el correcto funcionamiento de la app tiene un precio de 119 €. No obstante, los responsables de la aplicación señalan que la reducción en la factura mensual de la luz puede estar en torno a un 15%.

Esta app también es compatible con todos los dispositivos.

Go Green: Carbon Tracker

Esta es una aplicación muy interesante, pues analiza la huella de carbono que producen nuestras actividades cotidianas: desde el consumo eléctrico en el hogar, hasta el uso de transporte público o privado. Gracias a ella, el usuario puede saber, en base a una escala que determina la propia app, si sus actividades son respetuosas con el medio ambiente.

Una vez detectados los hábitos con margen de mejora, la propia app ofrecerá al usuario consejos y alternativas sobre cómo cambiar algunos de sus hábitos, adquiriendo un comportamiento más sostenible.

Carbon Tracker tiene una desventaje, y es que solo está disponible para sistemas iOS.

Plume Air Report

Desarrollada por científicos especializados en información atmosférica, Plume Air Report funciona de forma similar a un pronóstico meteorológico. Permite saber, en tiempo real, los niveles de contaminación de un área concreta. Además, pronostica cómo evolucionará la calidad del aire en esa zona en las siguientes 24h a la consulta. Esta información puede resultar de gran utilidad al usuario para decidir en qué momento del día realizar algunas actividades, por ejemplo, realizar ejercicio físico al aire libre, respirando así un aire más puro.

La app cuenta también con un análisis de datos históricos e incluye una sección de preguntas frecuentes y un blog para comprender el estado de la atmósfera y mejorar así el aire que se respira.

Esta app es compatible con todos los dispositivos y puedes descargarla aquí.

Good Guide

Good Guide es la app perfecta para los más comprometidos, pues analiza las marcas y los productos que compramos y consumimos y determina si son sanos, seguros, saludables y responsables con el medio ambiente.

El funcionamiento de la app es muy sencillo. El usuario puede escanear el código de barras del producto a través de la cámara del móvil y descubrir información sobre qué implicaciones tiene su fabricación y su uso tanto para la sociedad como para el medio ambiente.

Descarga esta app, tanto para Android como para iOS, aquí.

Loss of the night

Según los expertos, uno de los tipos de contaminación de los que somos menos conscientes es la contaminación lumínica, ya que, a diferencia de las demás, es imposible verla a simple vista. No obstante, se ha convertido en un verdadero problema para los astrónomos y los aficionados a la astronomía.

La gran cantidad de luz que emana de las ciudades nos impide observar las estrellas de noche. Para concienciarnos sobre este problema, Loss of the night nos permite reconocer los niveles de polución lumínica que se alcanzan en ciertos lugares y nos indica la visibilidad que tienen las estrellas en cada punto.

Esta aplicación solo está disponible para iOS.

Liight

Esta última aplicación es una de las más especiales. Ha sido creada por un grupo de estudiantes universitarios españoles y fomenta la adquisición de hábitos sostenibles como reciclar o utilizar la bici mediante incentivos. Este incentivo son los Liigths, una moneda virtual que se adquiere cada vez que realizamos una de estas acciones y que se puede canjear por diferentes productos y servicios.

Puedes descargar la app para Android aquí.

Estas aplicaciones pueden ayudarnos a tomar conciencia sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente. No obstante, tenemos que ser nosotros mismos los que tomemos la determinación de medir nuestros actos para, entre todos, conseguir un planeta más agradable, limpio y protegido.